Donde y Como

Composición de las entradas

Las entradas que se vayan publicando en este blog cumplirán, como mínimo, 4 partes claramente diferenciadas:
1.- Una pequeña descripción del lugar en cuestión.
2.- Los servicios ofrecidos.
3.- Una puntuación del 1 al 10.
4.- Algunas fotos del establecimiento.

Los usuarios que quieran publicar sus opiniones sobre los lugares que han visitado seguirán este guión, como mínimo, rellenando el formulario al que se accede pinchando arriba.

lunes, 1 de septiembre de 2014

HOTEL ALTAMIRA, un hotel con clase y solera

Esta publicación corresponde a un hotel visitado por Antonio Marín, de Zaragoza, y que se encuentra en Santillana del Mar, Cantabría.



Esto es lo que nos cuenta Antonio desde Zaragoza:

Sinceramente: HACÍA TIEMPO QUE NO PISABA UN HOTEL TAN BONITO COMO ESTE.
La verdad es que cuando puse el pie dentro sentí como me embargaba el poder de aquella antigua casa solariega, señorial donde residían unos nobles de la época y que ahora no recuerdo sus nombres.
Intentaré ceñirme, mejor o peor, a lo que necesita este blog para catalogar a este hotel.

El hotel.
Increíble, como dije al principio, de tres estrellas. La entrada estaba empedrada con cantos rodados y con una mesa de madera maciza y muy antigua en el centro con la recepción a la derecha y un despacho administrativo a la izquierda. Dispone de tres plantas y el ascenso a cada planta es un climax de sensaciones. El suelo es de madera, madera antigua además; zurre a cada paso que das. Las barandillas son de la misma madera y muy gruesas. Los escalones, también de madera, con una alfombra que las cubre en su centro, zurren también lo cual, lejos de se incómodo, te transporta a tiempos inmemoriales conocidos por muchos de nosotros, únicamente, a través de la TV. Las paredes, todas de sillería de la zona, estaban decoradas con las fotos de sus antiguos dueños aristócratas y nobles.
Este hotel disponía de terraza, comedor, salas de lectura deliciosamente decoradas y una tienda de productos de la tierra.
Las habitaciones, qué puedo decir, impresionantes, muy antiguas, exquisitas, preciosas. A mi me tocó en la buardilla, es decir, el techo es en altura degradada adoptando la forma del tejado; bigas de madera, suelo de madera, cabezales, mesitas, etc., todo antiguo y muy bien cuidado. UNA PRECIOSIDAD DE HOTEL.

El lugar.
Aquí me voy a extender poco pues basta decir que está en una de las calles principales de Santillana del Mar, pueblo adoptado como patrimonio histórico nacional y uno de los pueblos más bonitos de España. Solo tenéis que entrar en internet y buscar "Santillana del Mar".

El servicio.
En mi caso todo fue muy correcto. Tuve que pedir un par de cosas en dos ocasiones y no hubo problema, todo lo contrario, las chicas de la recepción eran muy serviciales y simpáticas. Creo que fue todo muy correcto. Por cierto, hacen cocido montañés todos los días y esto es algo que hay que probar si vas a Cantabria.

Por todo lo comentado en este post, la puntuación de Antonio en general es de un 9, puntuación verdaderamente buena para un hotel de tres estrellas.
A continuación cuelgo un par fotos que nos envía Antonio: