Donde y Como

Composición de las entradas

Las entradas que se vayan publicando en este blog cumplirán, como mínimo, 4 partes claramente diferenciadas:
1.- Una pequeña descripción del lugar en cuestión.
2.- Los servicios ofrecidos.
3.- Una puntuación del 1 al 10.
4.- Algunas fotos del establecimiento.

Los usuarios que quieran publicar sus opiniones sobre los lugares que han visitado seguirán este guión, como mínimo, rellenando el formulario al que se accede pinchando arriba.

viernes, 30 de mayo de 2014

FOSTERS HOLLIWOOD un restaurante muy americano

La verda es: ¿quién no conoce Fosters Holliwood?
Bueno aunque se trata de una franquicia, cosa que procuro evitar en este blog, tengo que aprovechar y hablar un poco de este restaurante porque creo sinceramente que se lo merece. Para empezar la valoración del mismo, empezaré, como siempre, por el aspecto del lugar:

Como bien he dicho al principio:  ¿quién no conoce Fosters Holliwood? Bien, tengo que decir que he estado en varios restaurantes de esta cadena y sinceramente, el que más me ha gustado es el que está ubicado en el Centro Comercial Bonaire, en Valencia.
El establecimiento es totalmente americano y parece, realmente, que estás entre bambalinas, es decir, en el backside de un plató de cine. Todo en madera y las mesas, tipo americano. Hay que verlo, hay que ir, es una pasada.

En cuanto a la calidad de la comida, en fin, que puedo decir, está bastante bien, la comida está buena, sobre todo para el que le guste la comida americana pues es eso: pura típica comida americana. Cuando fui la últim vez me comí una amburguesa con huevo y bacon... bueno, se me caía la baba de lo buena que estaba: bien hecha, sabrosa, a la plancha y se notaba que era de vacuno, tenía sabor... increíble. Pero es que los costillares, los entrecot, filetes de 1/4 de kilo, etc., está todo en su  punto, bueno, en el punto que tú les digas pues te dan a elegir. Tienen la promoción eterna del refill que cuando se te acaba el refresco que has pedido te lo llenan sin más y aquí debo hacer un inciso: cada refresco vale 2,50€ por lo que para amortizar ese coste te tienes que beber mínimo dos vasos de refresco y no todo el mundo puede. En cualquier caso, como diría José Mota: las gallinas que entran por las que salen.

La atención al cliente. Muy buena, atenta, rápida. Todos los camareros/as son jóvenes y con ganas de trabajar, eso hace que entre que pides algo y te llegue pasen un par de minutos como mucho. Todas tus exigencias son atendidas con buena cara, aunque siempre está el típico que ha tenido un mal día y te trata como a un perro, pero bueno, se le dice a ese camarero las cosas claras y todo arreglado; ¿quién no ha tenido nunca un mal día?

En fin, a pesar de ser una franquicia, de las más caras, por cierto, creo que hay que ser justos y valorar este restaurante, concretamente el de Bonaire, como se merece. Y en mi opinión creo que  se merece un 8 por todo lo valorado en esta crítica.

Y ahora la foto. Sólo cuelgo una pues no me fue posible hacer más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario