Donde y Como

Composición de las entradas

Las entradas que se vayan publicando en este blog cumplirán, como mínimo, 4 partes claramente diferenciadas:
1.- Una pequeña descripción del lugar en cuestión.
2.- Los servicios ofrecidos.
3.- Una puntuación del 1 al 10.
4.- Algunas fotos del establecimiento.

Los usuarios que quieran publicar sus opiniones sobre los lugares que han visitado seguirán este guión, como mínimo, rellenando el formulario al que se accede pinchando arriba.

lunes, 1 de septiembre de 2014

HOTEL ALTAMIRA, un hotel con clase y solera

Esta publicación corresponde a un hotel visitado por Antonio Marín, de Zaragoza, y que se encuentra en Santillana del Mar, Cantabría.



Esto es lo que nos cuenta Antonio desde Zaragoza:

Sinceramente: HACÍA TIEMPO QUE NO PISABA UN HOTEL TAN BONITO COMO ESTE.
La verdad es que cuando puse el pie dentro sentí como me embargaba el poder de aquella antigua casa solariega, señorial donde residían unos nobles de la época y que ahora no recuerdo sus nombres.
Intentaré ceñirme, mejor o peor, a lo que necesita este blog para catalogar a este hotel.

El hotel.
Increíble, como dije al principio, de tres estrellas. La entrada estaba empedrada con cantos rodados y con una mesa de madera maciza y muy antigua en el centro con la recepción a la derecha y un despacho administrativo a la izquierda. Dispone de tres plantas y el ascenso a cada planta es un climax de sensaciones. El suelo es de madera, madera antigua además; zurre a cada paso que das. Las barandillas son de la misma madera y muy gruesas. Los escalones, también de madera, con una alfombra que las cubre en su centro, zurren también lo cual, lejos de se incómodo, te transporta a tiempos inmemoriales conocidos por muchos de nosotros, únicamente, a través de la TV. Las paredes, todas de sillería de la zona, estaban decoradas con las fotos de sus antiguos dueños aristócratas y nobles.
Este hotel disponía de terraza, comedor, salas de lectura deliciosamente decoradas y una tienda de productos de la tierra.
Las habitaciones, qué puedo decir, impresionantes, muy antiguas, exquisitas, preciosas. A mi me tocó en la buardilla, es decir, el techo es en altura degradada adoptando la forma del tejado; bigas de madera, suelo de madera, cabezales, mesitas, etc., todo antiguo y muy bien cuidado. UNA PRECIOSIDAD DE HOTEL.

El lugar.
Aquí me voy a extender poco pues basta decir que está en una de las calles principales de Santillana del Mar, pueblo adoptado como patrimonio histórico nacional y uno de los pueblos más bonitos de España. Solo tenéis que entrar en internet y buscar "Santillana del Mar".

El servicio.
En mi caso todo fue muy correcto. Tuve que pedir un par de cosas en dos ocasiones y no hubo problema, todo lo contrario, las chicas de la recepción eran muy serviciales y simpáticas. Creo que fue todo muy correcto. Por cierto, hacen cocido montañés todos los días y esto es algo que hay que probar si vas a Cantabria.

Por todo lo comentado en este post, la puntuación de Antonio en general es de un 9, puntuación verdaderamente buena para un hotel de tres estrellas.
A continuación cuelgo un par fotos que nos envía Antonio:





jueves, 28 de agosto de 2014

MOZUCU, una marisquería con mucho tráfico

Este publicación corresponde a un restaurante visitado por Juan Delgado, de León, y corresponde al restaurante, marisquería MOZUCU en San Vicente de la Barquera, Cantabría.

Esto es lo que nos cuenta Juan desde León:
El local.
Sin ser un sitio donde puedas comer sopas en el suelo, debido mayormente a la abundante afluencia de gente, tampoco es sucio. Es un restaurante viejo y mantenido en el pasar de los años.
El interior es grande pero lo que realmente llama la atención y donde realmente se está bien es en las terrazas. Tiene una delante y otra detrás que da a la playa. La de delante es más de paso pues consta de barriles al rededor de los cuales han puesto banquetas altas para tomar tu cerveza y tu tapa, aunque puedes pedir lo que quieras.

La comida.
Sencillamente buena, sabrosa y el pescado y el marisco muy fresco. Tienen combos de marisco variado a muy buen precio y en la cantidad, es decir, para los comensales que se quiera. La verdad es que la comida es buena y rápida, el pescado muy fresco. Me gustó.

El servicio.
Esto ya no me gustó tanto. No era malo pero si lento y le pedías cosas y o no te lo traían por olvido o tardaban mucho. Los camareros son ocasionales, jóvenes, no profesionales de la hostelería y esto se nota. A la hora de pagar estuvimos a punto de hacer un "simpa" porque parecía que no querían cobrarnos. Desde que les pedimos la cuenta hasta que nos la trajeron pasaron 3 minutos y dos peticiones por nuestra cuenta. La verdad es que todo era debido, hay que decirlo, a la cantidad de gente que había en todo el restaurante, todo estaba lleno: las dos terrazas y el interior. La cocina tiene que ser potente para dar salida a todas aquellas comandas.

La puntuación de Juan para este restaurante, después de todo lo explicado, es de un 7, que está muy bien, a pesar de la calificación de la comida y del establecimiento.
Gracias Juan.





martes, 19 de agosto de 2014

TABERNA EL PASO, un quinto tapa se abre paso en Alaquás, Valencia, España

Acabo de cenar allí... y me ha gustado... todo: el sitio, la comida y el servicio.
No son españoles, es un quinto tapa regentado por sudamericanos (Ecuador, Perú...), y te atienden muy bien, rápido y la cocina, a pesar de no ser española, es más que aceptable.

Empezaré describiendo brevemente los tres apartados que interesan para poder calificar un restaurante justamente:
El local.
El interior del local está bien, todo de madera, incluso las paredes que han sido paneladas y la que se ve desde la calle tiene una colección de mecheros, en fin, es la más grande que he visto en mi vida. El interior del local está bien para ir a tomarte tus quintos en invierno y para cubrir las mesas que no puedan estar en la terraza, precisamente, porque ésta es la joya de la corona.
Tienen una terraza con varias mesas en una calle ancha, peatonal y en la que siempre corre el aire por lo que se hace ideal para cenar de tapas, bocadillos, platos preparados, etc.

La comida.
Yo, sinceramente, he ido de tapas aunque para los crios he pedido un bocata de longanizas. Digo bien, un bocata de longanizas; para dos niños, pero es que habría que ver el bocata, para mí, que peso 92 kg. era muy grande. Lo partimos para los dos, claro. Las tapas que vienen con los quintos y una ración generosa de patatas bravas al más puro estilo valenciano: con ali-oli, un poco de ketchup (siempre viene bien cuando hay niños), y una cantidad de pimentón en su punto.
En fin, la comida muy bien y el precio, que también es importante, inmejorable.

El servicio.
Supongo que el que ha tratado con sudamericanos sabrá de lo que hablo cuando digo que son serviciales. El servicio ha sido, en tres palabras: atento, simpático y rápido. Incluso tienen un futbolín y un billar para niños, gratis, para que estos dejen cenar a los padres en paz y tranquilidad.

En fin, sin más preámbulo, creo que se nota, ME HA GUSTADO.
Por tanto y, teniendo en cuenta que todavía no he otorgado el 10 a nadie, no he encontrado el local que satisfaga completamente todos mis sentidos, le voy a dar una puntuación de 8 pues los tres parámetros evaluados están muy en linea.

ENHORABUENA "TABERNA EL PASO"

Cuelgo una foto de la fachada aunque el cartel no se ve pues era de noche y brillaba mucho, pero el nombre que figura en ese cartel ya os lo he dicho muchas veces.



jueves, 24 de julio de 2014

RESTAURANTE ALBATROS, un lugar para comer en Comillas, Cantabria

Situado en una esquina en la que el aire no deja de soplar, en mayor o menor medida, se encuentra este restaurante de ambiente pesquero y en el que entre sartenes, pulpo, guisados de pescado, etc., va haciendo las delicias del comensal que se aproxima al establecimiento en cuestión.
Por si fuera poco, como reclamo y para que el personal no pase de largo, hay un simpático cubano al comienzo de la calle que se lo curra, con su encanto y simpatía típicos de Cuba, para camelarte y convencerte de que vas a disfrutar, "seguro", de una magnífica comida. 

En fin, voy a calificar las tres cuestiones que tengo que calificar de los restaurantes.

En cuanto al local:
Aunque tienen mesas interiores dentro del local, en verano rara vez, salvo por las noches, se come dentro pues todos queremos estar en la terraza. El sitio está más o menos aseado. La decoración interior bastante currada, tema marítimo. Es bastante aceptable aunque no pude apreciar bien el estado porque estaba a oscuras, no había nadie, todos estábamos en la terraza.

En cuanto a la comida:
Lo resumiré en tres palabras: no está mal. Nos pedimos unas sartenes de patatas con chorizo, bravas, escalope y un guisado de pulpo. Estaba todo bueno aunque había patatas por todas partes, poco chorizo. Debo resaltar el guisado y el escalope, ambos estaban buenos, al menos para mí, y tengo que decir que soy exigente.

En cuanto al servicio:
No puedo decir nada en contra pues la camarera que nos atendió se portó muy bien. El servicio es todo extranjero, suramericano. Reconozco que soy un poco exigente con este tipo de cosas y tengo que admitir que la señora fue muy atenta en todo momento y resolvió con profesionalidad y simpatía todas nuestras peticiones.

En general, la valoración que le doy a este restaurante de Comillas, pueblo precioso donde los haya, es de un 6, se puede ir a comer pero sin muchas pretensiones: comes y te vas.

Un par de fotos:




miércoles, 23 de julio de 2014

¡¡SORPRESA!! NUEVA SECCIÓN EN EL BLOG

Bueno, la experiencia es un grado.
Después de haber metido valoraciones de hoteles, restaurantes, pocas casas rurales y teniendo en cuenta que hay por ahí lugares que bien merecen la pena; me dije: << ¿Y por qué no? Podríamos hablar también de lugares con encanto.

Pues bien, pretendo hablar en este blog de todos aquellos lugares que yo visite, y que vosotros visitéis y queráis compartir. Lugares que tengan cierto en canto, que sean bonitos, lugares de los que nunca te irías, a los que volverías sin dudarlo una segunda o tercera vez; lugares que dejen en vosotros, en mí, esa huella, esa sensación de placer visual; ese lugar en el que sintáis, aunque no pueda ser así, en el que pasaríais toda vuestra vida, que pertenecéis a él... o sencillamente que os resulten bonitos y creáis que debéis compartir con los demás, españoles o no.

ESPERO VUESTRAS VALORACIONES RELLENANDO EL FORMULARIO CLICANDO ARRIBA, DONDE DICE "CUENTANOS DONDE ESTUVISTE Y COMO TE FUE".

Gracias a todos.

viernes, 30 de mayo de 2014

FOSTERS HOLLIWOOD un restaurante muy americano

La verda es: ¿quién no conoce Fosters Holliwood?
Bueno aunque se trata de una franquicia, cosa que procuro evitar en este blog, tengo que aprovechar y hablar un poco de este restaurante porque creo sinceramente que se lo merece. Para empezar la valoración del mismo, empezaré, como siempre, por el aspecto del lugar:

Como bien he dicho al principio:  ¿quién no conoce Fosters Holliwood? Bien, tengo que decir que he estado en varios restaurantes de esta cadena y sinceramente, el que más me ha gustado es el que está ubicado en el Centro Comercial Bonaire, en Valencia.
El establecimiento es totalmente americano y parece, realmente, que estás entre bambalinas, es decir, en el backside de un plató de cine. Todo en madera y las mesas, tipo americano. Hay que verlo, hay que ir, es una pasada.

En cuanto a la calidad de la comida, en fin, que puedo decir, está bastante bien, la comida está buena, sobre todo para el que le guste la comida americana pues es eso: pura típica comida americana. Cuando fui la últim vez me comí una amburguesa con huevo y bacon... bueno, se me caía la baba de lo buena que estaba: bien hecha, sabrosa, a la plancha y se notaba que era de vacuno, tenía sabor... increíble. Pero es que los costillares, los entrecot, filetes de 1/4 de kilo, etc., está todo en su  punto, bueno, en el punto que tú les digas pues te dan a elegir. Tienen la promoción eterna del refill que cuando se te acaba el refresco que has pedido te lo llenan sin más y aquí debo hacer un inciso: cada refresco vale 2,50€ por lo que para amortizar ese coste te tienes que beber mínimo dos vasos de refresco y no todo el mundo puede. En cualquier caso, como diría José Mota: las gallinas que entran por las que salen.

La atención al cliente. Muy buena, atenta, rápida. Todos los camareros/as son jóvenes y con ganas de trabajar, eso hace que entre que pides algo y te llegue pasen un par de minutos como mucho. Todas tus exigencias son atendidas con buena cara, aunque siempre está el típico que ha tenido un mal día y te trata como a un perro, pero bueno, se le dice a ese camarero las cosas claras y todo arreglado; ¿quién no ha tenido nunca un mal día?

En fin, a pesar de ser una franquicia, de las más caras, por cierto, creo que hay que ser justos y valorar este restaurante, concretamente el de Bonaire, como se merece. Y en mi opinión creo que  se merece un 8 por todo lo valorado en esta crítica.

Y ahora la foto. Sólo cuelgo una pues no me fue posible hacer más.


jueves, 22 de mayo de 2014

UN QUINTO TAPA con carisma y tradición

Empiezo hablando del local y... bueno, creo sinceramente que es bastante mejorable, de hecho, si no fuera por la terraza no tendría la repercusión que tiene. La terraza está en invierno con estufas verticales y en verano, evidentemente. 
El interior del local es minúsculo, caben pocas personas, pocas mesas, por lo que digo que este es un claro ejemplo del éxito de un bar única y exclusivamente por su calidad en la cocina.

Como digo, la comida de este quinto tapa es fabulosa, todo está buenísimo y si encima la regamos con unos cuantos quintos, pues mejor que mejor. Cualquier cosa que pidas, tapas sobre todo, está de miedo: patatas bravas, papas fritas de boniato con jamón calentado, los bocadillos de calamares, la puntilla, esgarraet... en fin, la lista de platos que estos de El Corzo son capaces de preparar de forma totalmente exquisita es bastante numerosa.

El servicio, en fin, unas veces es mejor que otras, pero por lo general es más bien lento, hay que decirlo todo y con sinceridad

Otra cosa que ayuda al éxito de este establecimiento es su precio. Todo está buenísimo y el precio es inmejorable. Hay que tener en cuenta que si vas de quintos, sólo con las tapas que te ponen, cenas o comes dependiendo de la hora. Y para el que no sepa o no haya deducido lo que es un QUINTO TAPA son bares que abundan por ciertas partes de España que con cada quinto que pides te ponen una tapa... vamos que el nombre en sí ya  dice mucho.

Este, concretamente, se encuentra en una localidad de Valencia, España, llamada Alacuás, hay unos cuantos pero este es el de mayor reconocimiento. En esta localidad preguntas por El Corzo y cualquier persona te indicará donde se encuentra pues toda la localidad conoce el lugar.

Vaya por delante que mi calificación para este quinto tapa está dirigida, básicamente, a la comida. Pero como esta calificación es global, es decir, establecimiento, servicio y calidad de la comida, doy un 7 porque el establecimiento no es nada del otro mundo.

Y ahora las fotos:


martes, 20 de mayo de 2014

¿A qué estás esperando?
Pincha arriba y cuéntanos tu experiencia, buena o mala, sobre los restaurantes, hoteles o casas rurales que te hayan gustado, o no. Es el momento de calificar a estos establecimientos de una forma justa y sin tergiversaciones. ANÍMATE Y PARTICIPA.
.

miércoles, 14 de mayo de 2014

HOTEL TRYP PALMA BOSQUE, un hotel con encanto y sencillez

En esta ocasión voy a hablaros de un hotel con encanto y sencillez; grande pero acogedor y familiar; antiguo pero renovado y con muchos servicios.
Este hotel se encuentra en la misma capital, Palma, y aunque no es céntrico está cerca de todo. Por supuesto, como todo hotel que se precie en Palma de Mallorca, dispone de dos piscinas para satisfacer las necesidades veraniegas de sus visitantes en la época estival.

Como digo, la estética del hotel nos informa, a simple vista, que el inmueble es antiguo aunque este visión desaparece en cuanto llegamos a la habitación cuyo mobiliario y servicios vemos que son modernos, los colchones no son de esos de "plumas", son duros y cómodos. Las TV´s son de 32" y planas lo cual mejora mucho la comodidad de la estancia. En cualquier caso, lo mejor, lo que a mí más me gusta de este hotel, su joya, es la terraza pues es bastante amplia y da al patio del hotel en el que están las piscinas y la vista, bueno, aunque mejorable, se puede aguantar, es agradable.
Abajo, en el patio, además de las piscinas, están las terrazas que son amplias y pueden dar capacidad a mucha gente. Es grande el recinto.
Lo que menos me gusta son algunas secuelas de lo que antes fue un hotel antiguo pues las paredes siguen siendo las mismas y algunas tienen algunos desconchones. Algunas habitacinoes, las menos, tienen algún problema con el aire acondicionado, no de funcionamiento sino de algo de ruido. En cualquier caso, estos son males menores. Puedes reservar una noche aquí por setenta y tantos euros en temporada baja, en temporada alta no baja de los 110€, hablando siempre de una habitación individual.

En cuanto al servicio de comedor, muy bien. El comedor, tanto para el desayuno buffet, como a la hora de comer o cenar está muy bien. La comida es buena y la sirven en su punto, esto es importante. El buffet del desayuno es continental y esto quiere decir que hay de todo: huevos rotos, bacon, fiambre, repostería, cereales, fruta, ensaimada, como no, etc.

Por tanto, mi calificación para este hotel es de un 7.

A continuación cuelgo unas fotos para que podáis haceros una idea de lo que digo del hotel.




lunes, 12 de mayo de 2014

EL TEMPLO DE LA CERVEZA, un lugar para disfrutar de la cerveza y de la comida

En primer lugar tengo que decir del lugar, el establecimiento en sí. Es un lugar ameno, familiar, acogedor. Es más bien antiguo, lleva tiempo abierto y esto se nota, lo cual no quiere decir que esté sucio. El adjetivo que mejor describe a este lugar es "acogedor".

En cuanto al servicio tengo que decir que muy bien. Son chavales jóvenes los que regentan y atienden el local de forma, en mi opinión, muy eficiente. Atienden rápido cualquier requerimiento que tengas y siempre con una sonrisa en la boca o un comentario acertado, nunca a disgusto.
En cuanto a la comida, en fin, muy buena. Nosotros pedimos croquetas, calamares romana, patatas bravas, ensaladilla rusa y además unos chivitos que... Bueno, un manjar. Aquella noche hice como suelen hacer mis hijos cuando algo les gusta, me comí aquel bocadillo lentamente porque no quería que se acabara; todo buenísimo.
Evidentemente no puedo dejar de hablar del core del establecimiento, de su razón de ser, de lo que le da el nombre. La cerveza. Puedes elegir entre un variado surtido y se sirve en jarras muy frías. Estupenda.

En conclusión, mi puntuación para este establecimiento es un 8.

A continuación os cuelgo unas fotos:




Clica aquí para entrar en su página.
.

miércoles, 7 de mayo de 2014

BODEGA EL PERDIGON, una bodega subterranea con un encanto especial

En esta ocasión voy a publicar una entrada referente a una bodega que visité hará ya dos años y que tiene un especial significado para mi, entre otros motivos, porque jamás cené tan bien y en compañía de familiares queridos, lo cual me trae buenos recuerdos.

En fin, todo lo que tengo que decir de este lugar es bueno. En cuanto al establecimiento, bien, mirando la foto que  adjunto os podéis hacer una idea de la temperatura que puede hacer, eso sí, en invierno no hace frío ni en verano calor, siempre está a la misma temperatura y no es para menos por la profundidad a la que está.
Cuando por fin llegas abajo, te encuentras con un lugar olvidado por el tiempo, dejado de lado por las innovaciones tecnológicas, arrasado por la austeridad de su decoración.
En la foto apreciamos todo tipo de utensilios de barro colgados en la pared, aperos de labranza apropiadamente colocados y paredes laceradas tiempo a, con cinceles y picos de la época que, por no errar en su estimación diré con la boca pequeña que pudo haber servido de refugio en tiempos de la guerra de independencia española... Una verdadera reliquia de lugar conservada hasta nuestros días con cariño y nostalgia.

Ahora valoraré la comida y sólo el recuerdo de lo que nos sirvieron hace que mi estómago se resienta, que recuerde aquella noche, a pesar de estar cubierta de nubes amenazando lluvia , cuando conseguí subir las fatídicas escaleras, no veía más que estrellas, toda la sangre de mi cuerpo se unió con único objetivo... atender los requerimientos de mi estómago para hacer la digestión.
Es un asador, pero de esos que te ponen la cabra entera si pides chuletas. Las raciones eran impresionantes, los chorizos, las longanizas, morcillas, chuletas y demás entretenimiento culinario, estaban por todas partes, no se acababan nunca... y yo soy de buen comer, tengo que decirlo. IMPRESIONANTE. Ah... y todo a fuego de leña, por supuesto.

Para ir zanjando la crítica tengo que decir que la atención de los dueños de esta bodega, un matrimonio que ya pinta canas, es totalmente personal, cercana, familiar. Es como si llegaras a casa de tu abuela después de 10 años fuera y empezara a sacarte comida, como si creyera que no has comido desde la última vez que estuviste con ella. Según este matrimonio, <<Siempre cabe un poco más>>.

En fin, el resultado de mi valoración para este Asador-bodega es de un 9.

Y ahora las fotos:




Bodega El Perdigón S L
Calle Torre, 6, 49720 Perdigón ( El ), Zamora 980 57 66 24


.

lunes, 5 de mayo de 2014

RESTAURANTE AIXA, un buen lugar para comer en Granada

Empecemos por el principio. Por lo pronto tengo que decir que el lugar está compuesto por dos zonas: el restaurante propiamente dicho y un patio andaluz, cubierto por un cenador para los meses de más frío. El restaurante es más bien pequeño pero muy acogedor y rústico. Lo bonito, en mi opinión, es el patio andaluz en el que se está muy bien y, aunque está al otro lado de la plaza larga, no es motivo para estar desatendido. Me gustó el restaurante y su anexo.

En cuanto al servicio, bueno, no estuvo mal salvando la segunda mitad de la comida, es decir, cuando cambiaron de camarero, cambio de turno. Al principio había una chica muy viva y con nervio y la verdad es que se asomaba de tanto en tanto por si necesitábamos algo. Cuando cambió el turno entró un señor con más tablas que Moisés, y aunque lo provocaba y llamaba constantemente justificadamente, no hacía ni puñetero caso... iba a su marcha.

Sólo me queda comentar la calidad de la comida y, afortunadamente, esto es lo mejor de todo. La comida fue fabulosa, abundante, exquisita. La verdad es que de todos lo restaurantes en los que comí en Granda, éste fue en el que más disfruté, en todos los sentidos: lugar, servicio (a medias), y calidad de la comida.

Por tanto, la puntuación que le doy al Restaurante Aixa es de un 8.

Desgraciadamente no puedo ofrecer ninguna foto pues no hay ninguna libre de obstáculos humanos. De todas formas os cuelgo un pantallazo de su ubicación para los que esteis interesados en ir por allí.


domingo, 4 de mayo de 2014

HOTEL LOS ANGELES en Granada, España

Voy a empezar por lo peor que, afortunadamente, no son muchas cosas. Lo que menos me gustó de este lugar fue su ubicación que aunque tranquila y fácil de llegar, su entrada principal está ubicada en una calle de dos sentidos en la que no se puede aparcar y si lo dejas en doble fina, bloqueas todo el carril de ese sentido.

Dicho esto, añado que el hotel no sólo es grande y tranquilo sino que además está en una zona de poco tráfico. Han hecho algunas reformas pero en general el hotel es antiguo y se nota. Las habitaciones son grandes y espaciosas y además tienen mucha luz. Todo está enmoquetado y aunque la cuestión del detalle en los baños no está muy bien cuidada, la limpieza es pulcra y esmerada.
A mi no me ocurrió, afortunadamente, pero si por lo que sea os toca una parjea escandalosa o una familia escandalosa estáis fastidiados pues el aislamiento de las paredes no parece ser nada del otro mundo.

La atención me pareció buena aunque no tuve que solicitar nada fuera de lo normal, en cualquier caso los recepcionistas eran atentos y dispuestos. 
El hotel, físicamente, era bonito; la decoración era de tipo más bien clásico y conservador, pocas modernidades, salvo la pantalla en la sala de estar y en las habitaciones y lo que más me gustó fue la pintura que hay en la cúpula central que cubre la escalera de caracol que da a cada piso.

En definitiva, mi puntuación para este hotel es de un 6.

A continuación os muestro unas fotos del hotel en cuestión:



Clica aquí para ir a la web.
.

viernes, 2 de mayo de 2014

MOMOFOKU un restaurante Vintage en Valencia

Inicio este blog publicando mi experiencia en este restaurante de Valencia, por la zona de Ruzafa, en el que disfruté mucho, me gustó la comida y, algo muy importante, me sentí muy a gusto pasando un rato en familia y observando los muchos detalles que tiene este restaurante con los que ha adaptado y aprovechado cosas que el resto vemos como inservibles: cestas de mimbre como lámparas, manivelas de maquinaria antigua como perchas, escritorios antiguos como decoración vintage, mesas viejas restauradas y adaptadas, sillas antiguas (no hay dos sillas iguales en la misma mesa), etc., etc., etc.

Con mucho gusto y cuidado, los creadores de MOMOFOKU han coseguido un lugar tranquilo, de aspecto sencillo y estilo vintage en el que mientras esperas que te sirvan las suculentas pizzas, por ejemplo, que hacen en el momento, puedes estar jugando a cualquier juego de mesa que el restaurante pone a tu disposición.

Otro aspecto que no podemos olvidar y que es de vital importancia a la hora de valorar un lugar en el que dejarte los cuartos y disfrutarlo es... la atención recibida. En MOMOFOKU la atención que recibí fue personal, joven, atenta, educada, profesional. En definitiva recibí lo que cada uno buscamos cuando salimos y pagamos por el servicio recibido... y esto facilita gran parte de la puntuación que hago a continuación.

La puntuación, del 1 al 10, este restaurante se lleva un 8

Esta es la foto que acompaño a esta valoración del restaurante MOMOFOKU.



Podéis acceder a su Facebook clicando aquí.
.